Científicos brasileños descubren bloqueador de reproducción del zika

Científicos brasileños descubrieron una sustancia capaz de bloquear la reproducción del virus Zika en las células epiteliales y neuronales de los seres humanos, avance que abre el camino para el desarrollo de medicinas contra la enfermedad.

La sustancia, la 6-metilmercaptopurina ribosídica (6MMPr), fue aislada e identificada tras un año de investigaciones por científicos de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), que depende del Ministerio de Salud de Brasil y que es considerada como el mayor centro de estudios médicos de América Latina.

El estudio elaborado por investigadores del Departamento de Virología y Terapia Experimental de la Fiocruz, en el estado brasileño de Pernambuco, demostró la actividad antivírica de dicha sustancia al menos contra el tipo del virus del Zika que se propaga en Brasil.

Los resultados de la investigación fueron destacados en la última edición de la revista científica International Jornal of Antimicrobial Agents, informó la Fiocruz en un comunicado.

La acción efectiva de la sustancia contra el virus fue comprobada en las pruebas in vitro en laboratorio y ahora será verificada en pruebas con animales de laboratorio.

El investigador Lindomar Pena, que coordinó el estudio, afirmó que la sustancia fue experimentada en ensayos con cultivos de células epiteliales y neuronales en diferentes tiempos y dosis, y que consiguió reducir la reproducción del virus en más de un 99 por ciento.

Los investigadores aseguraron que la 6MMPr es una sustancia de baja toxicidad para las células neuronales, “lo que es un buen indicativo para futuros tratamientos de infecciones en el sistema nervioso”.

“Ante las manifestaciones neurológicas asociadas al Zika y los defectos congénitos provocados por el virus, el desarrollo de antivíricos seguros y efectivos es de extrema urgencia e importancia”, afirmó Pena.

Brasil, uno de los países más afectados por el zika en todo el mundo, declaró una alerta sanitaria en noviembre de 2015 por el rápido avance de la enfermedad y por estar vinculada con un fuerte crecimiento en el número de casos de bebés nacidos con microcefalia.

La emergencia fue levantada en mayo pasado por la fuerte caída en el número de casos de Zika y de microcefalia en 2017.

Según las autoridades sanitarias, entre el 1 de enero y el 15 de abril de este año fueron registrados siete mil 911 casos sospechosos de Zika en todo el país, esto es un 95.4 por ciento inferior al del mismo período en 2016 (170 mil 535).

Por su parte los casos de microcefalia también disminuyeron considerablemente, con 230 casos confirmados en los primeros cuatro meses de 2017 y dos mil 837 sospechosos, cifras inferiores a los dos mil 653 confirmados y 13 mil 490 sospechosos desde que la emergencia fue declarada.

La Organización Mundial de la Salud también declaró emergencia sanitaria internacional en febrero de 2016 por la rápida propagación del Zika, aunque también ya la levantó, en noviembre pasado.

De acuerdo con un informe presentado la víspera por Naciones Unidas en Brasilia, El virus del Zika, que provoca microcefalia y daños neurológicos irreparables en fetos, podría costar a Brasil cuatro mil 600 millones de dólares desde que el brote fue descubierto en el país en 2015.

 

Fuente:  El Diariodecoahuila.com