Consumir marihuana triplica el riesgo de muerte por hipertensión

Las personas que fuman marihuana tienen tres veces más riesgo de morir a causa de hipertensión, o presión arterial alta, que quienes nunca han consumido la droga, dijeron científicos el miércoles.

El riesgo aumenta con cada año de consumo, agregaron los expertos, en base a los resultados de un estudio realizado a unas 1.200 personas que podrían tener implicaciones en algunos países y estados de Estados Unidos que han legalizado el uso de marihuana en ciertos casos.

“El respaldo al uso libre de la marihuana se debe en parte a las afirmaciones de que es beneficiosa y posiblemente no perjudicial para la salud”, dijo Barbara Yankey, que codirigió la investigación en la facultad de salud pública de la Universidad Estatal de Georgia en Estados Unidos.

“Es importante establecer si cualquier beneficio para la salud supera los potenciales riesgos sanitarios, sociales y económicos. Si el consumo de marihuana está implicado en enfermedades cardiovasculares y muertes, entonces corresponde a la comunidad médica y a los políticos proteger al público”, agregó.

La marihuana se utiliza a veces con fines medicinales, como en el tratamiento del glaucoma y otras enfermedades.

El estudio, publicado en la European Journal of Preventive Cardiology, fue un seguimiento retrospectivo de 1.213 personas de 20 años o más que habían participado en una amplia Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. En 2005-2006, se les preguntó si habían consumido alguna vez marihuana.

Para el estudio de Yankey, la información sobre el consumo de marihuana se fusionó con datos de mortalidad en 2011 del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de Estados Unidos, y se ajustaron factores que podían generar distorsiones como el tabaquismo y variables como sexo, edad y origen étnico.

La duración promedio del consumo entre los usuarios de la marihuana o cannabis fue de 11,5 años.

Los resultados mostraron que los consumidores de marihuana tenían un riesgo 3,42 veces mayor de muerte por presión arterial alta que los no consumidores, y el riesgo crecía 1,04 veces por cada año de uso. No hubo relación entre el consumo de marihuana y la muerte por enfermedades cardíacas o cerebrovasculares.

“La marihuana estimula el sistema nervioso simpático, lo que lleva al aumento de la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la demanda de oxígeno”, dijo Yankey. Expertos que no participaron del estudio dijeron que si bien los resultados tendrían que repetirse ya plantean preocupaciones.

Fuente: La Patilla