Los antidepresivos pueden triplicar el riesgo de muerte

Un nuevo estudio sugiere que los antidepresivos comunes pueden representar un grave riesgo para la salud pues aumentan drásticamente el riesgo de mortalidad.

“Nos aseguramos de incluir solamente estudios que hicieron un trabajo lo suficientemente bueno como para controlar variables importantes (como la depresión y otras enfermedades), por lo que hemos intentado descartar estadísticamente otros factores que podrían contribuir a la mortalidad“, explica Marta Maslej, líder del trabajo.

Los resultados revelaron que, en la población general, las personas que tomaban antidepresivos tenían un 33% más de riesgo de morir prematuramente que las personas que no tomaban estos fármacos. Además, los usuarios de antidepresivos eran un 14% más propensos a tener un evento cardiovascular adverso, como un ataque al corazón.

No se observaron diferencias significativas entre los ISRS y los antidepresivos tricíclicos (empleados para tratar la depresión y trastornos como el TOC o Trastorno obsesivo-compulsivo).

Los resultados no parecen sugerir un efecto negativo de la medicación antidepresiva en aquellos con enfermedad cardíaca o diabetes, lo que es consistente con la hipótesis de que, debido a sus propiedades anticoagulantes, los antidepresivos pueden ser útiles para las personas con enfermedades cardiovasculares, pero perjudiciales para las personas sanas.

Los efectos secundarios

Los expertos afirman que se necesitan más estudios para analizar con mayor profundidad cómo funcionan los antidepresivos en el organismo. “Estamos muy preocupados por estos resultados, sugieren que no debemos tomar medicamentos antidepresivos sin entender exactamente cómo interactúan con el cuerpo”, aclara Paul Andrews, coautor del trabajo.

“Prescribo antidepresivos aunque no sé si son más dañinos que útiles a largo plazo. Me preocupa que en algunos pacientes puedan serlo, y los psiquiatras en 50 años se preguntarán por qué no hicimos más para averiguarlo”, añade Benoit Mulsant, también coautor del estudio que recoge la revista Psychotherapy and Psychosomatics.

Con todo, hay que tener en cuenta que se trata de un estudio observacional y, por tanto, los expertos no pudieron extraer conclusiones sobre la causalidad pero los autores creen que los antidepresivos perturban el funcionamiento de las monoaminas (sustancias bioquímicas importantes como la serotonina y la dopamina), y estos neurotransmisores tienen importantes funciones no solo en el cerebro, sino en todo el cuerpo. “Interrumpir el funcionamiento de la serotonina puede, por lo tanto, tener diferentes efectos adversos, que pueden contribuir a un riesgo de muerte de muchas maneras diferentes”.

Fuente: Muy Interesante