Pescadores hallaron una criatura marina de dos cabezas

Escrito por el 15 junio, 2017

En un ciudad portuaria llamada Hook en Holanda, a unas cuantas millas de la costa, sorprendió el día a los pescadores locales cuando enredado en las redes de la pesca apareció una extraña criatura marina. La “cosa” -como la llamaron en un principio- tenía sesenta centímetros de largo… ¡y dos cabezas!

Erwin Kompanje, del Museo Natural de Historia de Rotterdam, reconocido experto en mamíferos quedó sin palabras cuando vio una fotografía, después de que una fotografía del espécimen circulara por las redes.

Lo primero que quiso saber fue cuándo podrían llevarla a un laboratorio para que los científicos pudieran estudiar este extraño ejemplar que tenía frente a sus ojos. Eran dos marsopas que habían nacido hacía pocas horas y que estaban unidos en su cuerpo. Una de las cosas más raras que el océano le devolvió.

Los casos de gemelos en estas especies son casi imposibles, porque las hembras no tiene espacio suficiente en su cuerpo para que ambos puedan desarrollarse. Y los que se han descubierto en su mayoría fueron fetos sin desarrollar. Uno de los casos data de 1970, en Japón. El otro, en el mar Mediterráneo, en 2001. Pero ninguno permitiría a la ciencia conocer en detalle su evolución. Este sería el primer caso: los delfines habían nacido hacía pocas horas y su estado de conservación era perfecto.

“Creo que nacieron vivos”, arriesgó el hombre, según reseñó The Washington Post. Las causas de la muerte pudieron ser varias, pero el naturalista piensa que sobre todo dos teorías sacan ventaja sobre el resto: cada uno de los cerebros pudo haberle dado información diferente al cuerpo del animal para así morir ahogado, o bien su corazón no soportó.

Aún internados en el mar, Kompanje se comunicó con el jefe de los pescadores para que le diera las coordenadas exactas del lugar en el que se encontraban. Planificó todo: cómo llegar hasta el lugar, qué vehículos podían utilizar y cómo llegar.

Pero todo se derrumbó en la imaginación del curador de museo cuando supo lo que había ocurrido. “Pensaron que era ilegal recogerlo. Tomaron cuatro fotografías y lo devolvieron de vuelta al mar. De vuelta al olvido”, indicó el hombre que escribió un informe basado en las fotografías en la revista de su museo. “Para un cetólogo, esto es un verdadero horror”, concluyó.

Fuente: Noticias 24


Radio i99

¡Qué Buena Radio!

Current track
TITLE
ARTIST

Background